Caernos para volver a levantarnos

Hace unos días en un acompañamiento recordamos una conferencia que dimos justo hace 4 años y donde nos conocimos dos de las socias de Fasolà. Nos invitaron a dar una charla sobre el emprendimiento femenino y nuestros casos de “éxito”. Fuimos el último proyecto en hablar y en ese momento decidimos cambiar todo lo que teníamos planificado y compartir el “fracaso”.

El entrecomillado no es casual, y es que deberíamos cuestionarnos profundamente que es el “éxito” y que es el “fracaso”. Más allá del significado extendido de ambas palabras existe una comprensión profunda por lo que al emprendimiento y a la vida se refiere. Todas hemos vivido situaciones que desde un punto de vista estándar podrían ser juzgadas como fracaso teniendo en cuenta un montón de variables—muchas de ellas incluso cuestionables.

Pero… ¿qué significan ambos conceptos? El significado siempre es relativo y depende subjetivamente de nuestra propia percepción. Para nosotras nuestras experiencias de “fracaso” nos han construido como somos hoy, nos han permitido experimentar facetas propias que nunca hubiésemos descubierto y nos han enseñado a tomar decisiones que nunca hubiésemos tomado.

Deberíamos ser capaces de celebrar los “fracasos” y los “éxitos” de la misma forma y con la misma intensidad. La vida está llena de momentos que nos construyen y celebrarla es prácticamente una responsabilidad. Aprendamos a caernos y a levantarnos nuevamente, pues el viaje continúa.